Incoherencia

Vivo sin vivir, amo sin ser amado, bebo sin sed, pero aun así, sigo soñando con los ojos abiertos. Sé que soy un idealista, un utópico que no ha entendido que hoy lo que prevalece es el pragmatismo del aquí y ahora.

Tengo que decidirme entre vivir, en un mundo irreal o sumergirme en una realidad que me asfixia por su banalidad y falta de humanidad. Mi yo no puede convertirse en un nosotros vacío, en un número más que sólo aspira a ser aceptado.

Una vez más, frente al espejo, veo mi incoherencia perfecta: ni aceptado, ni adaptado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s