Rebelarse

Prefiero las ratas de laboratorio, a las cucarachas que aprovechan cualquier espacio para hacerse notar sin tan siquiera decir nada interesante. Odio a esos parásitos que lo único que aportan es mediocridad efímera y oportunismo barato.

Ya estoy harto. Podrás insultarme, eso es lo que hacen las cucarachas como tú, pero no volverás a reírte de mí. Sé que en el fondo tan sólo eres un reprimido que va de valiente sobreactuado, pero yo no tengo porque soportar tu voluntaria falta de inteligencia. Así que desde este momento, olvídate de mí existencia, o en palabras que tú entenderás: «¡Vete a la mierda!».

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s