Sorpresa

Y de repente piensas que no puede ser, que quizá no sea verdad, aunque tu instinto te dice que sí, no te cabe la menor duda, la noticia es cierta. Sientes que hay que reubicarse, reinventarse, sin mirar hacia atrás, sin tan siquiera pensar que ha pasado o cómo ha pasado, solo tienes en frente un presente incierto para un futuro que no se ve, el pasado ya no existe.

El móvil sigue repiqueteando de manera insistente, sin embargo, esta vez, su sonido suena a desesperación y miedo. Miras al frente, respiras, y tan solo dices: “Pasadme el pan”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s