Carcajada

Mis cálculos son falsos, mis ideas estúpidas, mis formulaciones inútiles, y aun así, te parezco, a pesar de todo, fantástico. Mientras mi frustración me hunde poco a poco, tu te muestras más serena, más comprensiva, más dulce. No es posible que a cada uno de mis fracasos les hayas bautizado con una sonrisa distinta. 

Voy a volver  a intentarlo otra vez más. Hija, sé que fracasaré, pero no dejaré de probar una y otra vez. Sé que tu sonreirás, pero yo volveré a intentarlo hasta que logré encontrar el antídoto que convierta tu sonrisa, en una carcajada de salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s