Eterno

Nos han mandado en la escuela que amemos, sin miedo, apasionadamente, libres de ataduras y prejuicios, tan solo que amemos.

Don Julián nos ha explicado que es el amor, ese sentimiento efímero que llevamos dentro de nosotros y que cuando aflora caemos rendidos, sin máscaras, sin complejos, expuestos y vulnerables, pero felices.

Amar es compartir sin esperar nada a cambio, me ha dicho mi abuela Inocencia cuando le he contado que he aprendido hoy en la escuela. Creo que se ha emocionado. Ya han pasado sesenta años de aquel último “te quiero” de mi abuelo, antes de partir a una guerra que no era su guerra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s